Frigorífico Rosario anunció cuándo podría empezar a faenar tras la rehabilitación de la exportación a China

La Administración General de Aduanas de China (GACC) anunció que tras auditorías virtuales realizadas en el Frigorífico Rosario (Rondatel SA), se rehabilitó el permiso para exportaciones. El frigorífico fue suspendido el 30 de setiembre de 2021 por infracciones en el protocolo firmado con China para la exportación, y 360 trabajadores fueron al seguro de paro.

Esta firma es de capitales chinos y trabaja mayoritariamente con exportaciones para ese país. El gerente de la firma, Julio Ortiz, mostró su felicidad por la rehabilitación del permiso de exportación y dijo a Tardáguila Agromercados que se harán algunas reparaciones en la planta y una puesta a punto de la empresa para poder empezar a faenar todos los días, eso se dará en la primera quincena de octubre, anunció.

Este lunes en rueda de prensa, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, explicó que “tras un proceso largo en el que hubo un gran esfuerzo de distintas entidades” se logró la rehabilitación de las exportaciones.

“Todo esto genera una lección. Claramente era una no conformidad del cumplimiento del protocolo, aquí todos tenemos que asumir la cuota de responsabilidad, pero hay que mirar para adelante con más estrictos controles y más estricto cumplimiento”, dijo Mattos. “El compromiso es el estricto cumplimiento de los protocolos negociados con China”, sostuvo.

 

Trabajadores

Sobre los puestos de trabajo de quienes forman parte del Frigorífico Rosario, Mattos dijo que estuvieron asegurados gracias a un esfuerzo del Ministerio de Trabajo y del erario público al determinar un seguro de paro especial.

Ahora la firma podrá retomar los negocios con China, indicó el ministro. “Si el impedimento (para no poder trabajar) era que el frigorífico no estaba habilitado para China, ahora eso está levantado y no hay ninguna razón para que no retomen las actividades”, dijo, y agregó que, si bien no sabe la cifra, durante el tiempo que la planta estuvo inhabilitada para los negocios con el gigante asiático la empresa tuvo grandes pérdidas económicas.

“Lo perdido, perdido está. Esto tiene que quedar como lección de que los aspectos de ajuste a los protocolos deban cumplirse de forma estricta, y en ese sentido hemos dado instrucciones al director de los Servicios Ganaderos y al director de Industria Animal de que debemos ajustar a lo que determina y exige el protocolo con China, porque de detectarse un incumplimiento las consecuencias son graves para la empresa y para toda la sociedad que trabaja en torno a esa unidad económica”, añadió.

Diego de Freitas, director de los Servicios Ganaderos del MGAP, comentó a Tardáguila Agromercados que la imagen de Uruguay en China está muy bien, “hay un reconocimiento por cómo vienen trabajando las autoridades sanitarias de acá y las auditorías son de rutina, como las que se hacen en todos los países, por lo tanto, sanitariamente estamos muy bien y somos reconocidos por el GACC”.

Noticias relacionadas