“Los productores son llorones por naturaleza, pero es porque se tiene que enfrentar a cosas que no domina”

Cr. Walter Texeira Núñez – Asociación Agropecuaria de Salto.

El Cr. Walter Texeira Núñez, directivo de la Asociación Agropecuaria de Salto, dijo que la vieja dicotomía campo-ciudad “es el gran tema del Uruguay, uno de los países más agropecuarios del mundo y con la menor conciencia agropecuaria también”. Dicha visión desde la ciudad ha determinado que Uruguay desaprovechara “oportunidades de generación de desarrollo, de riqueza y progreso” según explicó el productor.

“Venimos de 15 años de gobierno del que todos sabemos lo que pensaban. Decían que los productores agropecuarios de 300 hectáreas eran latifundistas, y nosotros que vivimos en el norte del país con 300 hectáreas sabemos bien cómo es”, indicó Texeira Núñez. Agregó que “esa visión que existe en mucha parte del gobierno y del sector político, hace que vean al sector rural y al ruralismo de una forma en la cual después, con las medidas que toman, terminan amputando oportunidades que el país tendría que explotar con más éxito”.

El directivo de la gremial salteña dijo que “el productor también tiene que ver” en lo que hace a esa visión que se tiene del campo desde la ciudad y el sector político en particular. Reconoció que desde el gremialismo “lloramos demasiado, protestamos demasiado, a veces tenemos razón, porque tenemos que ver con el clima, con los mercados, con los procesos naturales y también con las medidas que toman los gobiernos que no entienden y nos juegan en contra”.

Texeira Núñez dijo que desde el gremialismo agropecuario “tenemos que cambiar el discurso, tenemos que ayudar a que nos vean de otra forma”. Sobre si el productor es “llorón”, el profesional dijo que “los productores son llorones por naturaleza, pero es porque se tienen que enfrentar a cosas que no dominan como el clima, los mercados, los procesos naturales; entonces, aunque se haga todo bien, una vaca es una vaca, es un ser que puede dar o no un ternero, y muchas veces tenemos que enfrentarnos a medidas de los gobiernos que no entienden y te tiran un fardo arriba en vez de ayudarte”.

El gremialista remarcó que “el productor muchas veces no se da cuenta que lo hace frente a personas que tienen muchas menos posibilidades y esas cosas caen muy mal”. “Hay que ser positivos en los planteos, mejorar nuestra comunicación, es un debe” dijo Texeira Núñez.

Noticias relacionadas