Cambio de temperatura elevó consumo de hortalizas

lineaagropecuaria

Informe de Todo el campo

Debido a la ola polar anunciada el fin de semana, y que las bajas temperaturas se hicieron presentes en todo el territorio nacional, los productos que pertenecen a la familia hortalizas secas, “aumentaron fuertemente su demanda”, expresó el Observatorio Granjero en su último informe.

Esta semana que pasó, los boniatos de los tipos criollo y zanahoria “fueron los de mayor interés por los compradores, llegando aumentar sus valores hasta 40 %”; los que llegaron a “mayores precios fueron los tipos zanahorias, debido a la menor oferta con respecto a los criollos, que ya comienzan a presentar problemas en la calidad y por lo tanto hay mayor presión vendedora”. La oferta de calabacines “se mantiene estable, sin embargo, también comienzan a presentar problemas de conservación, especialmente deshidratación a nivel del cuello. A su vez, la alta humedad de estos días agudiza el problema y adquieren manchas evolutivas que desencadenan pudriciones graves”.

Los zapallos tipo Kabutiá siguen “estables, sin variaciones en los precios ni en el nivel de volumen de ingreso. En cebolla, el ingreso de partidas de la región, mantienen el escenario de precios sin variaciones mejorando la presencia de calibres grandes”.

Los ajos ya tuvieron sus primeros ingresos de “las primeras y escazas partidas importadas de la región, de origen brasilero, con detalles, como daños en la piel y cabezas abiertas, sin embargo, presentan calibres grandes, los que son escasos a nivel de oferta en el Mercado” Modelo, dice el informe.

En cuanto a las hortalizas de hoja, brote e inflorescencia, explica que por las bajas temperaturas y el aumento de la humedad en la semana anterior, “algunos productos de este grupo disminuyeron en el volumen de ingreso al Mercado. Tal es el caso de acelga, perejil, lechuga, espinaca y rabanito, donde se notó una merma en los calibres acompañados de presencia de defectos leves, como manchas tipo “viruela” y podredumbres. Este panorama reflejó un aumento en los precios de estas hortalizas”.

Los nabos y apios, “productos demandados por la época invernal, no se registraron cambios en sus valores, debido a la buena oferta en plaza. Brócolis, coliflor, remolacha, repollos, repollitos de Bruselas y rúcula no registraron cambios en los valores. Sin embargo, si se verificó una disminución en los calibres, presentando la mayoría de estos productos calibre mediano y chico. En choclo el aumento de precios fue de 15 %, debido a la oferta únicamente de partidas importadas y la alta demanda que ocurrió en esta semana. Por ser un producto fuera de época, la albahaca disminuye su presencia en el volumen de ingreso, adquiriendo leves subas en el correr de la semana”.

Además “se resintió” la presencia de las hortalizas de fruto como tomates, berenjena, morrón, zapallitos y zucchinis, ello sucedió debido a la baja de las temperaturas.

“Son especies de clima templado, y las bajas temperaturas inciden en el desarrollo y crecimiento de los cultivos”, explica el texto.

“En tomates las coloraciones rosadas son las predominantes en la plaza y las menos requeridas por el público comprador en esta época. Aquellas partidas que alcanzan tonalidades rojas intensas son las que adquieren los valores superiores, tanto para el tipo redondo, como para los peritas y Cherry”.

Los morrones rojos siguen sin calidad en las partidas provenientes de la zona norte, las que adquieren coloraciones naranjas y menor tiempo de conservación poscosecha. “En pepino la demanda de la época es baja, sin embargo, el bajo nivel oferta no llega a cubrirla, por lo que se registraron leves subas en sus precios. Comienza el ingreso de las primeras partidas significativas de arvejas, que adquieren precios elevados y fallas en el llenado de los granos”.

BUENA PRESENCIA DE LAS FRUTILLAS.

En frutas de huerta el Observatorio Granjero expresa que “la baja temperatura incidió en la maduración” de las frutillas que tiene “buena presencia de partidas con falta de coloración, tonalidades claras que impactan en la calidad. Esto hace que aquellas partidas con calibre grande y que alcancen coloraciones rojizas, lleguen a cotizarse por encima que las inmaduras”.

Noticias relacionadas